Acapulco, Guerrero.- La mañana de este lunes, transportistas del sitio “Manuel Añorve Baños” ubicado en la entrada de la Unidad Habitacional Luis Donaldo Colosio, en la zona Diamante del puerto se organizaron para realizar pruebas para detectar posibles casos de COVID-19 y de esta manera contribuir a que se disminuya la movilidad de quienes padecen este virus.

En entrevista, el dirigente de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) división transporte, Fernando Ureña Silvestre mencionó que este día realizaron 200 pruebas a choferes de taxis y urvans y dos resultaron positivo.

“Nosotros hemos tomado esta iniciativa sin apoyo de ningún gobierno, lamentablemente no tienen apoyo para el transporte que es el sector mas perjudicado, estamos trabajando en un 50% y el gobierno está haciendo caso omiso a otorgar cualquier tipo de subsidio”.

Señaló que ante la inoperancia de las autoridades de los tres niveles en materia de salud, inició la caravana de movilidad “Leova vs Covid” la que consta de realizar la prueba antígenos y de sangre al gremio transportista de los 81 municipios del estado.

Además dio a conocer que dentro de la organización hay 35 chóferes contagiados, algunos presentan estado de salud grave y están internados en el Hospital General de Acapulco, y otros tienen la enfermedad controlada en sus hogares.

Más tarde, la caravana llegó a los pobladores del Plan de los Amates donde resultaron hasta cinco casos positivos de COVID-19, los cuales fueron atendidos por la responsable de aplicar las pruebas rápidas, la doctora adscrita al Hospital General Donato G. Alarcón, Karen Fernanda Jardines Cueto que contó con las medidas sanitarias y el uniforme de protección correspondiente para evitar contagios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *